Perseguido

caminandoLlevaba horas corriendo por la calle, escondiéndose en los portales, mirando con suspicacia a todos los transeúntes que se cruzaban en su camino. Sin buscarlo, había descubierto una serie de negocios turbios que implicaban a varios miembros del gobierno y ahora su vida corría peligro. Necesitaba esconderse, pero no sabía dónde. Oscureció y decidió volver a casa, aunque sabía que ese sería el primer lugar donde le buscarían sus perseguidores. Subió las escaleras corriendo y llegó al sexto piso sudado y exhausto. Su madre le abrió la puerta.  Con solo un vistazo, ella supo enseguida que algo raro sucedía.  Él entró y echó el cerrojo con celeridad. “No le abras la puerta a nadie. Me persiguen los servicios secretos”. Y ella, aterrorizada, acertó a susurrar: ¿Cuánto tiempo llevas sin tomar la medicación?”

Anuncios
Publicado en Relatos | Etiquetado , | 23 comentarios

En el blog de Lídia Castro: Mi visión de… LAS VIDAS QUE PUDIMOS VIVIR

Comparto con vosotros la entrada que ha publicado Lídia Castro en su blog con su visión sobre mi novela “Las vidas que pudimos vivir”. Muchísimas gracias, compañera, por leer mi novela, por sentirla, y por hacerla tuya…

Mis historias y otros devaneos

mayte blasco

Las vidas que pudimos vivires la primera novela de Mayte Blasco, escritora y bloguera a la que muchos seguro que conocéis ya. Para quien no la conozca, os invito a visitar su blog, donde nos obsequia con relatos y microrrelatos muy ingeniosos; también la podéis seguir en su página de autora de Facebook.

IMG_20171112_140350

Lo que me sorprendió fue que es una historia con cinco coprotagonistas: Susana, Violeta, Diana, Paola y Soledad. Cinco mujeres, cinco edades, cinco personalidades, cinco aspectos radicalmente diferentes… en definitiva, cinco historias con un punto de conexión: la Fundación del pintor Alonso Núñez de Prada donde todas trabajan y entrelazan, sin querer, sus vidas.

Encontraréis una narrativa cuidada, que engancha desde la primera palabra; una esmerada corrección ortográfica, que hace las delicias de cualquier persona a la que le guste la pulcritud en la escritura (como a mí jeje); cinco (no, una) historias a cada…

Ver la entrada original 221 palabras más

Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado | 7 comentarios

La novia

Era el día de su boda, pero no estaba segura de querer casarse. El matrimonio le generaba incertidumbre y tampoco le hacía especial ilusión celebrar aquella fiesta. Ni siquiera le gustaba el vestido de novia que llevaba puesto. Cuando hizo su aparición en el amplio espacio del templo, decenas de miradas se posaron en ella. Empezó a ponerse muy nerviosa, y su inquietud aumentó cuando vio al hombre que se convertiría en su futuro marido. Allí estaba de pie, esperándola. Parecía mucho más gordo y feo de lo que recordaba. Le habría gustado mucho que Maya la hubiese acompañado ese día, pero su madre había roto su muñeca esa misma mañana. “Se han acabado los juegos de niños”, le había dicho. Y ella, temerosa, se había preguntado si sabría cómo jugar a los juegos de adultos.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 24 comentarios

I Certamen de Microrrelatos Signo Editores

Signo Editores ha convocado un concurso de microrrelatos en el que he decidido participar. Como no es necesario que los microrrelatos sean completamente inéditos (solamente se excluyen del concurso aquellos que estén publicados en un libro, pero no en un blog) he enviado al concurso dos microrrelatos que en su momento publiqué aquí. Uno de ellos (Un amor imposible) lo publiqué cuando aún tenía muy pocos seguidores. El otro quizás os suene más.

Hay dos premios, uno del jurado y otro del público. A sabiendas de lo complicado que es ganar un concurso de este tipo, a veces me presento a estos certámenes porque me divierte participar y porque siempre hay cierta esperanza de conseguir un premio algún día.

Si podéis ayudarme un poquito, en los siguientes enlaces se puede votar por los relatos con los que participo:

Un amor imposible 

El galardón

Muchas gracias anticipadas, compañeros.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 36 comentarios

El disfraz de Halloween

Halloween―Hijo, ¿de qué quieres disfrazarte este año?

―Quiero disfrazarme del abuelo.

―Pero cariño, eso no es un disfraz de Halloween.

―Sí que lo es, porque el abuelo está muerto pero yo le veo todas las noches acercarse a mi cama…

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 36 comentarios

Turismo extremo

ruinasSabíamos que iba a ser duro, pero deseábamos conocer aquella ciudad que en el pasado había gozado de tanto esplendor. Era casi insoportable caminar bajo ese sol abrasador, porque aunque estábamos en pleno invierno, durante el día las temperaturas no bajaban de los cuarenta grados. Mientras caminábamos por la ruinas, de vez en cuando nos encontrábamos a otros turistas que al igual que nosotros querían conocer de primera mano los lugares emblemáticos que solo habíamos visto en películas, vídeos o fotos. Resultaba trágico contrastar la soledad fantasmagórica de las grandes avenidas vacías con las imágenes de esas mismas calles atestadas de gente paseando, de coches circulando, de luces encendidas… Cuando llegamos a la famosa fuente, quise hacerle una foto para enseñársela a mi abuelo cuando volviéramos a casa, pero el aspecto decadente de la Cibeles era demasiado penoso. Era mejor que la recordara como era en esas fotos de 2016, cuando fue allí a celebrar la victoria de su equipo de fútbol.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 21 comentarios

Mis historias y otros devaneos, de Lídia Castro Navàs

mis histoias y otros devaneosAcabo de leer el estupendo libro de microrrelatos de nuestra compañera bloguera Lídia Castro Navàs, a la que sigo habitualmente en su blog Mis historias y otros devaneos, que comparte título con su libro recopilatorio de microrrelatos. Aunque yo tengo mi propia dedicatoria manuscrita de la autora, de alguna forma siento que formo parte del destinatario a quien dedica el libro, que es el conjunto de personas que la seguimos en su blog tal y como ella escribe en la primera página.

El libro está estructurado en tres secciones que trataré de describir a continuación:

 

  1. Emociones:

Al leer los microrrelatos de esta sección, he tenido la sensación de estar mirando por una ventana abierta directamente al corazón de la autora. Solamente había leído dos o tres textos en su blog de los que aquí aparecen, el resto han sido totalmente nuevos para mí. Se aprecia una gran sinceridad en lo que escribe, tratándose probablemente de emociones reales de la autora. Son textos de una gran sensibilidad, a veces tocados de una profunda nostalgia, aunque me ha parecido que la autora siempre deja un pequeño resquicio al optimismo incluso en los relatos menos alegres (como sucede, por ejemplo, en Cúpula gris plomizo o La despedida).

Destacan las numerosas alusiones a la naturaleza (la luz, las flores, el mar…). Los fenómenos naturales se mezclan con los sentimientos. También esto me ha parecido muy sincero, como si la autora realmente se viera transformada por el efecto de la naturaleza.

Todos los textos transmiten algo, pero quizás los que más me han gustado son los dos que dedica a su abuela (Recuerdo indeleble y El albaricoquero de mi abuela). También destacaría dos relatos que hablan sobre un “flechazo” (La ceremonia del té y Quizás nada, quizás todo). Este último me ha recordado mucho a un pensamiento recurrente que a menudo tenía en el pasado…

  1. Ficción/fantasía:

En esta sección del libro se recogen microrrelatos de temática de misterio/terror y también textos de ficción histórica. Estos últimos son sin duda mis favoritos de esta parte del libro. Tal vez por lo mucho que me atrae la historia del Antiguo Egipto, mis dos preferidos son Cuestión de inspiración (un divertidísimo diálogo entre un dios y un sacerdote/escriba) y Belleza finita (un texto que habla, sin decirlo de forma explícita, de la muerte de Cleopatra).

También se detecta una cierta reivindicación feminista en algunos de los microrrelatos, como sucede en El crepitar del fuego y en ¡Cuánta desazón!

  1. Nada es lo que parece:

En esta sección la autora aplica con maestría la técnica de la humanización de animales y objetos, atribuyéndole pensamientos y aptitudes humanas a todo tipo de seres vivos o inertes como estatuas, maniquíes, palomas, ratas… ¡e incluso virus! Esta sección es la más extensa del libro y recoge relatos bastante originales. Hay muchos que me han gustado, pero mencionaré algunos de mis favoritos: El inquilino perfecto (¿es posible que se llegue a empatizar con un virus que habita ilícitamente nuestro cuerpo?); En el desierto (una palmera nos transmite sus preocupaciones por el desorden que presentan unas ruinas arqueológicas); Una noche en el establo (bonito relato de lo que pasó la noche de Navidad contado desde un punto de vista al que no estamos acostumbrados)…

Como la propia Lídia escribe en su epílogo, aún le quedan “muchos relatos que tejer”. Y ahí estaré yo para leerlos. Recomiendo tanto la lectura de este volumen recopilatorio como los pequeños relatos que publica en su blog.

Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado | 15 comentarios

La casa en el campo

casa quemadaTodavía notó caliente el pomo de la puerta cuando lo giró para entrar en la casa medio derruida. Los viejos muebles de madera estaban completamente reducidos a cenizas. No quedaba ni un solo objeto, ni un solo rincón, que no estuviera cubierto por una capa de polvo ennegrecido. Una jaula contenía los cadáveres calcinados de un par de canarios que antes inundaban de alegres cánticos la vieja casa de campo. En el suelo, un marco de plata se había salvado del infierno. Lo cogió y, al ver la foto, un fuerte dolor le desgarró el alma. Su abuela y él aparecían sonrientes en aquel retrato de tiempos pasados. Aquella vez, su juego pirómano se le había ido completamente de las manos.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 23 comentarios

La fiesta sorpresa

brindisNo esperaba recibir ninguna visita cuando escuchó el timbre. Al abrir la puerta, se los encontró a todos allí. Había venido su hermano, al que hacía meses que no veía. Estaban sus amigos del pueblo, sus antiguos compañeros de universidad, sus colegas del trabajo… La fiesta sorpresa resultó un gran éxito. Hubo comida, bebida y música. Algunos contaron chistes; otros, anécdotas del pasado que hicieron brotar algunas lágrimas. Cuando todos se marcharon, ella pensó: “Tantos años, y se acuerdan de hacerme una fiesta ahora que voy a morir”.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 27 comentarios

Mientras los niños juegan en el parque

NiñosMientras los niños juegan en el parque, ellos se besan apasionadamente sentados en un banco. Sobre las ocho de la tarde, ella toma de la mano a Lucía y él a Pablo, y los cuatro se marchan juntos. Al llegar a la plaza, las chicas tuercen a la derecha y los chicos a la izquierda, y se despiden hasta el día siguiente. Después, la pequeña Lucía y su madre entran en casa. “¿Qué tal en el parque?”, pregunta su padre, con la mirada fija en el partido de fútbol que emite el televisor. Y ellas responden que, como todos los días, lo han pasado estupendamente.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 27 comentarios