Retorcida, de Paula de Grei

Paula de GreiRetorcida es una novela corta que cuenta un período de la vida de Paola (o Paula), una chica que vive con su novio y que decide abrir un blog para volcar sus reflexiones. Durante ese tiempo, sufre una crisis con su pareja, que es vocalista en un grupo de música que comienza a despuntar en su país, Uruguay. Las múltiples giras y ensayos de su novio la llevan a un período de soledad, durante el cual se siente atraída hacia un personaje desconocido que se presenta como seguidor en la sombra de su blog.

Se trata de una novela escrita con un lenguaje sencillo y muy coloquial, con abundantes modismos y expresiones típicas del país de procedencia de la autora, donde también se desarrolla la trama.

El argumento del libro me ha resultado entretenido y presenta algunos aspectos curiosos en la narración, como por ejemplo la inserción de una historia independiente dentro de la historia general. Me ha parecido muy original la inclusión de links a entradas reales del blog de Paula de Grei. Esto sí que no lo había visto nunca en un libro, y también me lleva a pensar en una mimetización de la protagonista con la autora. Si habitualmente mi curiosidad me hace plantearme cuánto hay de  biográfico en una novela, en el caso de este libro esta curiosidad se multiplica. Autora y protagonista se llaman igual, comparten el mismo blog, hablan de la misma manera….  Algunas de las cosas que cuenta suenan muy reales, como esa lista de cosas que toda futura novia de un músico debería saber (me reí bastante con esta lista).

Sentí bastante empatía hacia la protagonista, lo cual pone de manifiesto que, o bien Paula no es tan retorcida como dice, o bien yo también soy un poco retorcida.

Desde mi punto de vista, al libro le hace falta un poco más de trabajo en lo que se refiere a la corrección ortográfica. Siempre da un poco de apuro hacer este tipo de críticas, pero esto ya lo he hablado en privado con Paula y su respuesta me ha demostrado, una vez más, que es una mujer inteligente.

Seguiremos leyendo a Paula y a su alter ego literario.

Anuncios
Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado , | 6 comentarios

Ganadora del 2º premio en el concurso de Zenda Cuentos de Navidad

Hace un tiempo leí un artículo muy motivador en el blog de Grabiella Literaria. En él instaba a todo escritor –aunque también puede aplicarse a deportistas, artistas, músicos, etc.- a buscar 100 rechazos.  Su teoría consiste en que si buscas activamente el rechazo, tarde o temprano tendrás un éxito. Con esta premisa, me lancé a la búsqueda obstinada de mis propios rechazos, cosechando en cierto tiempo una pequeña colección particular.

No obstante, he tenido la suerte de conseguir mi primer éxito mucho antes de llegar al rechazo número 100. Ayer por la tarde supe que había resultado ganadora del segundo premio del Concurso de Zenda Cuentos de Navidad. Quizás recordéis el microrrelato con el que participé, El antihéroe. La satisfacción que siento es enorme, ya que en el concurso participaron más de 700 textos. El jurado, además, está formado por escritores que merecen mi admiración, a los que yo misma he leído alguna vez.

En definitiva, estoy feliz y quería compartir mi alegría con vosotros, porque sé que muchos me leéis con interés sincero. Muchas gracias por motivarme con vuestros comentarios en cada uno de mis pequeños relatos.

Publicado en Premios | Etiquetado , | 32 comentarios

Libros de Lídia Castro

Libros Lidia CastroLídia Castro fue muy generosa convocando un sorteo especial de Navidad en el cual yo, que nunca en mi vida había ganado un sorteo de ningún tipo, resulté ganadora. El premio fueron dos ejemplares en papel de sus últimos libros: Ángela: el despertar del amor y de la espiritualidad Sana animarum. 

Justo ayer, día previo a la llegada de los Reyes magos, los funcionarios de correos -o a lo mejor eran pajes, ahora no lo recuerdo bien- me entregaron un paquete delicioso con los libros y otros regalitos de nuestra amiga Lídia, que si la hubiese tenido delante la habría dado un abrazo enorme.

Publicado en Sorteos | Etiquetado | 14 comentarios

La cita

ParejaDespués de tantos meses de sonrisas y coqueteos velados en la oficina, por fin se atrevió a pedirle una cita a su compañera de trabajo. Cenaron en un restaurante italiano, ni vulgar ni especialmente romántico. Comieron poco y bebieron mucho. Tomaron un taxi casi inmediatamente después de la cena y se dirigieron al piso de ella poniendo como excusa la idea de beber una copa en casa tranquilamente. Él sabía de su existencia porque ella se lo había contado, pero en ese momento no se encontraba en el apartamento. Se deseaban desde hacía mucho tiempo y tardaron muy poco en buscar anhelantes los espacios reservados de sus cuerpos. De repente, la mirada de él se desvió por un momento hacia una esquina de la habitación y se topó con aquel objeto. Era un triciclo, una de esas pequeñas bicicletas para niños que todavía no son lo suficientemente grandes como para montar en una bici de verdad. Y entonces, alejando sus manos inesperadamente frías de aquel cuerpo cálido, susurró: “Lo siento mucho, pero no puedo. De verdad que lo siento”.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 28 comentarios

En el blog de Antoniadis: Ella, Hegel Y, Si Acaso, Yo (I)

Antonio Llamas, nuestro rey mago de la literatura, me ha traído este relato estupendo contando algunas cosas que pueden suceder en la biblioteca antigua de un monasterio. ¡Gracias, Antonio! Espero que os guste…

antoniadis 9

Wiwichu 2017

El post de hoy atiende a la petición de  Mayte Blasco, aunque cuando mañana publique la segunda parte de esta entrada, la dedicaré a otra amable lectora y bloguera. Espero que ellas me perdonen, pero la historia que inicio hoy ha tomado su ruta propia, y me permite complacer a ambas. Mañana os desvelo el misterio, prometido.

El Blog De Mae , es interesante y contradictorio. Contiene microrrelatos sorprendentes y cuidados, sazonados con la justa medida de humor, de indignación y de pasión. Y digo que es contradictorio porque concentra las mejores esencias en esos minúsculos frasquitos, en esas píldoras de oxígeno que nos proporciona a los lectores incurables. Tengo muchas ganas de saber cómo dosifica su talento literario en las páginas de su novela, para lo cual me apresuro a encargarla. 

Mayte me pidió: 

A mí me gustaría pedirte un relato que tenga lugar en una…

Ver la entrada original 1.521 palabras más

Publicado en Relatos | Etiquetado | 4 comentarios

El antihéroe

puertaLos gritos de la mujer se oían desde el rellano; le sorprendió que no hubiese ni un solo vecino asomado preguntándose qué podía estar pasando tras las paredes del tercero B. Entró sin hacer ruido y enseguida verificó lo que ya temía. Una mujer yacía en el suelo. Un hombre, tal vez su esposo, la increpaba y golpeaba. Por una minúscula rendija un niño observaba la escena, oculto tras la puerta de su cuarto. Temblaba, pero no lloraba. Tal vez el instinto de supervivencia congelaba en su garganta los sollozos que luchaban por brotar. Como muchas otras veces, pensó en la posibilidad de intervenir. Quería pegarle un puñetazo a aquel tipo, tomar a la mujer en brazos y llevárselos a ella y a su hijo lejos de allí. Pero las normas eran las normas y se limitó a hacer su trabajo. Bajo el decadente árbol de Navidad de plástico desgastado, depositó  unos pocos regalos envueltos en falsa alegría. Se marchó sin ser visto, deseando abandonar para siempre su cuerpo rechoncho, su ridículo traje rojo de absurdo antihéroe.


Con este relato gané el segundo premio en el concurso de Zenda  #cuentosdeNavidad

Publicado en Relatos | Etiquetado , , | 26 comentarios

Regalo de Navidad

libro regaloMe gustaría hacer un regalo de Navidad a todos los que pasáis por aquí a leer mis pequeños relatos de vez en cuando. Algunos ya habéis leído mi novela Las vidas que pudimos vivir, pero para quien no lo haya hecho aún, ofrezco la posibilidad de descargar el libro de forma totalmente gratuita desde Amazon.es o Amazon.com a partir de hoy, domingo 17 de diciembre, hasta el martes 19 de diciembre. Podéis tomarlo con un adelanto de Papá Noel, Santa Claus, Viejito Pascuero o como quiera que se llame el simpático personaje en vuestros países.

Aprovecho para agradecer, aunque ya lo haya hecho en ocasiones anteriores, a todas aquellas personas que ya le han dado una oportunidad a mi novela, especialmente a aquellas que además de leer el libro, decidieron dejar algún comentario en Amazon, Bubok, Goodreads o que incluso escribieron una reseña en sus blogs o en algún otro medio. Dejo a continuación los enlaces a los blogs donde se ha reseñado Las vidas que pudimos vivir:

Mis historias y otros devaneos

La doncella de la ola

Alma de Rend

Miscelánea de Luna Paniagua

Un libro en un tris

Miguel Baumann: literatura y otras artes

¡Muchas gracias y feliz Navidad!

Publicado en Sorteos | Etiquetado , , | 26 comentarios

La paradoja de Fermi

universoLa madre, mirando a través del telescopio, le indica a su hijo dónde se encuentra la galaxia de Andrómeda.

−¿Y vive gente en esa galaxia, mamá?

−No, hijo.

−¿Y en otras galaxias? ¿Vive alguien en otros planetas además del nuestro?

−No, no hay nadie más. Solo nosotros.

−¿Cómo puedes estar tan segura?

−Porque si hubiera alguien más, ya se habrían puesto en contacto con nuestra civilización.

Madre e hijo se tumban sobre la hierba y observan el firmamento, mientras las tres lunas de su cálido planeta giran en sus órbitas elípticas en la oscuridad del universo.

———————————————————————————————–

La paradoja de Fermi fue planteada por el físico italiano Enrico Fermi, y pone de manifiesto la aparente contradicción que hay entre las estimaciones que afirman que hay una alta probabilidad de que existan otras civilizaciones inteligentes en el universo, y el hecho de que ninguna haya contactado jamás con nosotros. Recomiendo la lectura de este interesante artículo: La paradoja de Fermi: ¿dónde está todo el mundo?

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 26 comentarios

Esperando a mamá

El siguiente relato fue seleccionado entre los diez finalistas del I Certamen de relatos “Cuarto y mitad”, convocado por la Biblioteca Municipal Mario Vargas Llosa de Madrid, recibiendo una mención especial. La temática del concurso era libre, pero había que incluir en el texto la expresión “cuarto y mitad”. En este enlace se pueden leer los relatos ganadores y los diez finalistas.

———————————————————-

Siempre la esperaba sentado en el taburete de la carnicería bajo la mirada displicente de alguno de los dos hermanos. Aquellos hombres, con las manos a menudo ensangrentadas y blandiendo enormes cuchillos, me daban miedo.

Mi madre entraba conmigo en el establecimiento, me decía que me sentara y después desaparecía detrás del mostrador por la puerta de la trastienda. El mayor de los hermanos carniceros salía tras ella mientras que el otro atendía a las clientas sin perderme de vista. El carnicero más joven llevaba un bigote denso y negro sobre sus labios gruesos, y sus ojillos diminutos analizaban con suspicacia cada uno de mis movimientos.

Algunas mujeres, viendo mi aspecto descuidado, agarraban el bolso con desconfianza. Las más misericordiosas se compadecían del niño harapiento y me daban un pedazo de queso o de lomo que yo devoraba con ansia. Durante la espera me entretenía mirando los dibujos del almanaque que siempre tenían pegado a la pared, aunque no era capaz de descifrar ni una sola de aquellas letras y números porque hacía varios años que no iba a la escuela.

Quince minutos más tarde, el hermano mayor reaparecía con el rostro acalorado y el menor salía inmediatamente por la misma puerta. Entonces, se cambiaban los papeles y era el mayor de los carniceros quien me vigilaba mientras cortaba embutido para las clientas. Era un hombre obeso, con una papada que hacía invisible su cuello y una barriga en la que podían entrar varios de los jamones que tenía colgados del techo. Era el hombre más gordo que yo había visto en aquellos tiempos de hambre y miseria.

Esperaba sentado y quieto durante otros quince o veinte minutos y, si tenía suerte, recibía de las clientas algún pequeño regalo en forma de deliciosas lonchas. Finalmente, reaparecía por la trastienda el hermano menor y después mi madre.

—Aquí tienes tu cuarto y mitad —decía entonces el más corpulento de los carniceros, entregando a mi madre un pequeño paquete.

Cuando salíamos a la calle, ella tomaba una rodaja de queso, salchichón o lo que aquella vez tocara, y el resto me lo comía yo. Después apurábamos el paso por las calles todavía heridas tras la larga contienda y nos dirigíamos a la panadería, donde mi madre conseguía de la misma forma misteriosa una hermosa hogaza de pan recién hecho

Publicado en Relatos | Etiquetado | 28 comentarios

Perseguido

caminandoLlevaba horas corriendo por la calle, escondiéndose en los portales, mirando con suspicacia a todos los transeúntes que se cruzaban en su camino. Sin buscarlo, había descubierto una serie de negocios turbios que implicaban a varios miembros del gobierno y ahora su vida corría peligro. Necesitaba esconderse, pero no sabía dónde. Oscureció y decidió volver a casa, aunque sabía que ese sería el primer lugar donde le buscarían sus perseguidores. Subió las escaleras corriendo y llegó al sexto piso sudado y exhausto. Su madre le abrió la puerta.  Con solo un vistazo, ella supo enseguida que algo raro sucedía.  Él entró y echó el cerrojo con celeridad. “No le abras la puerta a nadie. Me persiguen los servicios secretos”. Y ella, aterrorizada, acertó a susurrar: ¿Cuánto tiempo llevas sin tomar la medicación?”

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 30 comentarios