Fumadero

—¿Cómo está tu madre? —me preguntó, al encontrarnos en el rellano. Estaba harta de responder a esa pregunta. Me daba la sensación de que la gente preguntaba por puro morbo más que por una verdadera preocupación. “A ti qué coño te importa”, pensé en contestar a la vieja. Pero solo respondí un “bien, gracias” con …

Sigue leyendo Fumadero

Relojes muertos, de Eva María Medina

Suelen atraerme bastante las obras literarias protagonizadas por personajes que padecen algún trastorno mental o de la conducta. La locura es un tema muy literario —o, al menos, a mí me lo parece— y a través de la literatura un buen escritor puede lograr que el lector sienta algo parecido a lo que percibe una …

Sigue leyendo Relojes muertos, de Eva María Medina

Güija

Al llegar encontramos un ambiente relajado: pocos invitados, Coldplay sonando a un volumen bajo, pequeños grupúsculos hablando sin estridencias, con cervezas y refrescos ocupando sus manos. Sofía nos recibió calurosamente, como si fuera la señora de la casa —hacía más de un año que salía con el Costras—, estrujando sus pechos abultados contra nuestros torsos leves.  Localicé …

Sigue leyendo Güija

Estos peces sin ojos, de Aránzazu Gordillo

Sigo el blog de Aránzazu Gordillo desde hace tiempo. Me gustan las cosas que cuenta y sobre todo cómo las cuenta. Por eso, cuando supe que había publicado un libro de relatos, tuve claro que lo leería. Estos peces sin ojos, publicado por la editorial Camelot, recoge un conjunto de trece relatos independientes, aunque con …

Sigue leyendo Estos peces sin ojos, de Aránzazu Gordillo

La orla

Visitar la casa de los padres es siempre un viaje al pasado, ahora más que nunca desde que a tu madre se le ocurrió colgar la orla en la pared de tu antiguo cuarto, justo frente al escritorio. Colocas el portátil sobre la mesa, tienes que trabajar un rato, pero la orla te distrae desde …

Sigue leyendo La orla

Ahora o nunca

Aquella noche había elegido la función de carabina. Ya fuese en la calle o incluso dentro de los locales, me separaba a veces de ellos por la pura necesidad de ver otras caras. Me gustaba introducirme entre la multitud sudorosa de bares atestados, devolviendo las sonrisas que encontraba por el camino, atesorando las miradas que …

Sigue leyendo Ahora o nunca