La novia

Era el día de su boda, pero no estaba segura de querer casarse. El matrimonio le generaba incertidumbre y tampoco le hacía especial ilusión celebrar aquella fiesta. Ni siquiera le gustaba el vestido de novia que llevaba puesto. Cuando hizo su aparición en el amplio espacio del templo, decenas de miradas se posaron en ella. Empezó a ponerse muy nerviosa, y su inquietud aumentó cuando vio al hombre que se convertiría en su futuro marido. Allí estaba de pie, esperándola. Parecía mucho más gordo y feo de lo que recordaba. Le habría gustado mucho que Maya la hubiese acompañado ese día, pero su madre había roto su muñeca esa misma mañana. “Se han acabado los juegos de niños”, le había dicho. Y ella, temerosa, se había preguntado si sabría cómo jugar a los juegos de adultos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a La novia

  1. Muy bueno Mayte. El paso de niña a esposa en esas sociedades que lo permiten. Hasta el último párrafo se mantiene la historia antes del vuelco final. Me ha gustado mucho como te pones en la mente de la niña temerosa. Un abrazo.

  2. Esos matrimonios concertados que terminan con la inocencia de la infancia demasiado rápido. ¡¿Veremos el fin de esas… “prácticas” algún día?!
    Saluditos Mayte! 😉

  3. lunapaniagua dijo:

    Como siempre, no dices pero lo dices todo. Metiendo el dedo en la llaga. Muy bueno, Mayte. Un besote.

  4. SrShan dijo:

    El giro final…¡tela! Lo que puede cambiar una historia en dos líneas…imaginate una vida en dos frases.
    ¡Muy bueno Mayte!
    Nos leemos!

  5. sadire dijo:

    Juegos de adultos que necesitan niños, ascazo. Enhorabuena, Mayte.

  6. Mukali dijo:

    Que buena historia Mayte! Terrible ese urdir las vidas de otros sin dejarlos que ellos mismos elijan… y hacerlos crecer antes de tiempo, q esa es otra…
    me encanta como dices todo con tan poco.

    Un abrazo!

  7. carlos dijo:

    Con mano suave revestida de organdí nos introduces en una historia feroz. Muy bueno. Un beso.

  8. Daxiel dijo:

    Sigo creyendo que de erectus no pasamos, nos falta tanto para ser homo sapiens…

  9. torpeyvago dijo:

    Mayte, ya sé que me repito como un bocadillo de sardinas con morcilla, pero es que lo terrible de la situación entra en sinergia con lo bueno de la literatura para hacerlo aún más emocionante.
    Dura situación muy bien narrada.

  10. saricarmen dijo:

    ¡Qué tremendo tema en tu relato, Mayte! Encontrarlo más gordo y feo fue la certeza de la ausencia del amor. Y luego, ese final brutal y despiadado me dio el golpe definitivo. ¡Excelente relato, Mayte!
    ¡Un gran abrazo!

  11. Tema duro pincelado por ti de forma extraordinaria.
    ¡Me ha encantado!

  12. Terrible. A veces cuando veo a niñas de 14 o 15 años que ya son madres, siempre me digo que de los bebes de plástico han pasado a los de alma y cuerpo. Abrazos y bella micro y dolorosa. Abrazos y rosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s