Un buen partido

Se llamaba Ricardo y era un compañero de trabajo de Guillermo. Llegó a casa exactamente a la hora acordada. Trajo una botella de vino y un regalo para el bebé. “No tenías que haberte molestado”, le dije. Era una mantita extremadamente suave que guardé de inmediato en el armario donde había ido acumulando como un …

Sigue leyendo Un buen partido

Retiro

Desde el lugar elegido veíamos el lago verde, los árboles emergiendo del agua, la estructura metálica y acristalada del palacio, algunos patos solitarios recorriendo el perímetro elíptico en una secuencia eterna. El Retiro me recordaba a un tiempo  inhabitable en el que mi hermano aún no existía, en el que mis padres a veces se …

Sigue leyendo Retiro

Atentado

Nuestra casa estaba a escasos metros del lugar donde explotó el coche bomba. A esas horas, las 9:15 de la mañana, yo estaba en una clínica realizando mis primeras prácticas tras haber finalizado la carrera. Mi trabajo consistía en llamar a los pacientes que esperaban a ser atendidos en la sala de espera y después …

Sigue leyendo Atentado

Güija

Al llegar encontramos un ambiente relajado: pocos invitados, Coldplay sonando a un volumen bajo, pequeños grupúsculos hablando sin estridencias, con cervezas y refrescos ocupando sus manos. Sofía nos recibió calurosamente, como si fuera la señora de la casa —hacía más de un año que salía con el Costras—, estrujando sus pechos abultados contra nuestros torsos leves.  Localicé …

Sigue leyendo Güija

La orla

Visitar la casa de los padres es siempre un viaje al pasado, ahora más que nunca desde que a tu madre se le ocurrió colgar la orla en la pared de tu antiguo cuarto, justo frente al escritorio. Colocas el portátil sobre la mesa, tienes que trabajar un rato, pero la orla te distrae desde …

Sigue leyendo La orla