La playa

mar―¡Pero, Ana! ¿Cómo tú por aquí? No sabía que venías a esta zona a pasar las vacaciones…

―Hola, Pedro. ¿Qué tal? Sí, yo tampoco sabía que veraneabas por aquí…

―Pues ya ves, tostándonos un poquito.

―Sí, sí, ya lo veo…

―Eh… Bueno, te dejo que mi mujer está esperándome para ir a tomar el aperitivo. Que lo pases muy bien.

―De acuerdo. Ya nos vemos a la vuelta de las vacaciones…

Cuando mi jefe se alejó caminando por la orilla, me prometí a mí misma que jamás volvería a tomar el sol en una playa nudista.

45 comentarios en “La playa

  1. Como siempre, ¡final inesperado!
    ¡Muy bueno Mayte!
    Típica situación en la que, cuando vuelves a casa piensas si te van a echar de la empresa, promocionar, o ve a saber qué… hahah
    Saludos!

  2. Jajaja. Que situaciòn más comprometida has descrito Mayte, así como que pasaba por casualidad. Un abrazo.
    Las playas nudistas no me van mucho porque se mete la arena en…

  3. ¡Ja,ja,ja! ¡Un final que me pillado de sorpresa! Me he reído de buena gana imaginando la situación. Nada dice si el jefe venía también sin indumentaria. El azoramiento hubiese sido por igual…
    ¡Un abrazo grande!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s