En el blog de María del Mar Meseguer: “Las vidas que pudimos vivir” de Mayte Blasco

María del Mar Meseguer ha publicado en su blog “La doncella de la ola” una reseña de mi novela. ¡Mil gracias por leerme y por animarme a seguir escribiendo!

ladoncelladelaola

Buenos días de viernes, amigos blogueros y curiosos, ya se acerca el fin de semana y quiero dejaros mi recomendación, tanto si tenéis planes como si no,  para que os hagáis con esta novela que no os va a dejar indiferentes.

Se trata de Las vidas que pudimos vivirde la escritora Mayte Blasco. Os dejo sinopsis y enlace para que echéis un vistazo a sus primeras páginas y después comparto mis impresiones.

Sinopsis:

Cinco mujeres deben trabajar en la fundación creada a un reconocido pintor español del siglo XIX y deben hacerlo bajo unas condiciones francamente complejas, donde la hostilidad y la desconfianza se convierten en elementos intrínsecos del día a día. Cada una de ellas posee un cargo distinto, una mentalidad diferente y un pasado convulso, y estos tres conceptos tan aparentemente poco relacionados entre sí son los que, en realidad, generan la trama de la historia.

Ver la entrada original 489 palabras más

Anuncios
Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado | 2 comentarios

Demasiado tarde

hombre escalerasAún podía sentir el aroma dulce de su cuerpo en la ropa, pero el sentimiento de culpa comenzaba a desgarrarle. Abrió la puerta del portal y se dirigió al ascensor. En el último instante, prefirió subir andando como una penitencia auto-impuesta. Cada escalón sumaba un gramo más de culpa a su ya cargada conciencia. Cuando llegó a la puerta de su vivienda, ya había decidido que no volvería a ocurrir. Quería a su mujer más que a nada en el mundo y no podía seguir con ese engaño. Al entrar en el dormitorio, divisó la figura de su esposa tumbada boca abajo sobre la cama. Estaba desnuda y un hombre a su lado la acariciaba.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 36 comentarios

Olvido

“Perdóname, mi amor, perdóname. No entiendo qué me ha pasado. Tengo tantas cosas en la cabeza que no me he dado cuenta de lo que hacía. Perdóname, cariño, perdóname. Es terrible lo que ha pasado, pero no volverá a ocurrir. Nunca más volverá a pasar, te lo prometo. ¡Te quiero tanto, mi vida! Perdóname, cariño mío…”. El bebé lloraba desconsolado abrazado a su madre mientras recibía con ansia reparadora sus besos cálidos. No entendía por qué ella lo había dejado solo dentro del coche durante tanto tiempo.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 22 comentarios

Hazañas y agradecimientos

periódico

Lavapiés, La Latina y Embajadores, nº 49, pág. 12

No me gusta demasiado hablar de mi libro en el blog. Me da un poco de vergüenza y a veces pienso que puede generar el efecto contrario al deseado. Prefiero hablar de él de forma indirecta, por ejemplo mediante pequeños fragmentos , o a través de las reseñas que otras personas han hecho, como es el caso de la entrada de hoy.

Iñaki de Miguel llegó a mi blog por casualidad. Leyó algunos de mis breves relatos y le gustaron. Luego decidió comprar mi novela, se la leyó enseguida y me envió un mensaje para decirme que le había gustado. Después, para mi sorpresa, decidió que iba a publicar una reseña en su blog y también en un periódico local de Madrid en el que colabora escribiendo sus propios relatos (es decir, ha utilizado su espacio en el periódico para publicar una reseña de mi novela). Hoy he visto y tocado ese periódico, y no sé si es porque estamos demasiado acostumbrados a lo digital, pero palpar esas hojas en las que aparece la portada de mi libro y la estupenda reseña de Iñaki, me ha generado una sensación placentera difícil de describir, además de un gran sentimiento de gratitud hacia Iñaki. Así que, amigo, no he podido reprimir el deseo de escribir esta pequeña entrada para darte las gracias.

En un mundo abarrotado de textos literarios, aún me parece un hecho asombroso, casi una hazaña, que una persona que no me conoce decida escoger mi libro entre tantos millones de obras…

Publicado en Reflexiones sobre la escritura | Etiquetado , | 35 comentarios

Concurso Fin de Año: Candidatos

Otro gran concurso de Paula de Grei apoyando la literatura independiente. Una buena ocasión para conseguir un ejemplar gratuito de una obra indie. ¡Vota para elegir cuál te gustaría conseguir!

Paula De Grei

Son 11 los títulos sugeridos para participar de la Propuesta Concurso Fin de Año.

A modo de introducir las novelas, es que abajo podrán encontrar las obras ordenadas alfabéticamente, portadas linkeadas a Amazon, sinopsis e información de sus respectivos autores/as.

Recuerden que a partir del resultado de esta votación conoceremos a uno de los tres títulos que estarán participando del Concurso Literario que se realizará para Fin de Año.

Podrán acceder a la encuesta al final de esta hermosa exposición de obras.

Apóyense y apoyen: ¡difundan, repartan y compartan!


A este lado del Estrecho - Ana Centellas

Título: A este lado del Estrecho – Ana Centellas

Sinopsis:

Marina lleva una vida rutinaria con su novio de toda la vida, Hugo, en la que se ha acabado la pasión. Se acercan las vacaciones y piensa utilizarlas para darle la chispa que le falta a esa relación. Pero en el último momento, Hugo le deja plantada por una oportunidad…

Ver la entrada original 1.648 palabras más

Publicado en Sorteos | Etiquetado , | 4 comentarios

La comisión

manos—Nos ha gustado mucho su proyecto. En unos días saldrá el concurso público y deberá presentar toda la documentación.

­ —Estupendo. Muchas gracias por haberme atendido. Solo me queda una duda. ¿Qué hay de la comisión?

­ —¿Qué comisión?

­ —Ya sabe. El porcentaje.

­ —No entiendo muy bien a qué se refiere.

­ —Verá… Algunos compañeros suyos cobran un porcentaje y a cambio yo obtengo la seguridad de que mi proyecto va a ser elegido.

­ —¿Está usted hablando en serio? Eso es ilegal.

­ El empresario cambia su gesto relajado por un semblante un tanto inquieto.

­ —Discúlpeme. Olvide lo que le he dicho. Tal vez me he equivocado.

Pero antes de que el empresario abandone el despacho, su interlocutor lo detiene.

­ —Perdone, ¿cómo decía que funcionaba eso de la comisión?

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 26 comentarios

Miedo

calle oscura
Eran las diez de la noche y hacía rato que había oscurecido. Ella caminaba con rapidez por aquella calle solitaria lamentando no haber escogido otro camino más concurrido. Una figura emergió bajo la luz de una farola y comenzó a caminar hacia ella desde el otro lado de la calle. Era una silueta masculina ataviada con gabardina larga y botas de estilo militar. Pese al frío escarchado, ella comenzó a sudar. Pensó en la posibilidad de cruzar a la otra acera, o tal vez volver sobre sus pasos y echar a correr. Sin embargo, sus pies siguieron caminando de frente y dos segundos más tarde se cruzaba con aquel hombre. Suspiró aliviada al comprobar que nada malo le había pasado. Pero, un instante después, sintió una voz a su espalda y los pasos apurados de aquel personaje caminando hacia ella. Desoyó las llamadas del desconocido y siguió caminando, hasta que una mano le rozó el hombro y ella lanzó un grito de verdadero pánico. “Perdona que te haya asustado. Solo quería darte tu cartera, que se te había caído”.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 40 comentarios

Fractura

pavimentoElla caminaba con dificultad apoyándose en la muleta. Las calles del barrio estaban plagadas de socavones y debía tener mucho cuidado para no tropezar. Un chico joven se ofreció a ayudarla, pero ella lo rechazó con cierta desgana. “Te lo agradezco mucho, pero ya me apaño sola”. Aún tuvo que superar con gran esfuerzo los elevados escalones que separaban la calle de su vivienda. Una vez en la soledad de su hogar, suspiró aliviada y lanzó al suelo la engorrosa muleta. En ese momento, sonó el teléfono y sus ágiles piernas se movieron instintivamente hacia el lugar donde reposaba el dispositivo. “Espero que no sean otra vez los imbéciles del seguro”.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 26 comentarios

Hemisferio

volcán y lagoAntes en agosto era verano. Recuerdo con nostalgia nuestra playa mientras camino y observo la montaña helada. Imagino que estarás sentada en la misma roca, con el pelo mojado apelmazado junto a la nuca y un estrecho biquini, tal vez de color rosa, tapando con tacañería tu cuerpo menudo. Tal vez no sirva de nada si te escribo y te digo que vengas. La ciudad es mi amiga y, como yo, a veces tiembla, no sé si de frío o de pena.

Ahora puedo darte muchas cosas. Una casa grande, un coche, un hijo tal vez. Antes en agosto era verano, ¿pero, qué podía darte?

Es dura la nostalgia de las estaciones, pero quiero pensar que la melancolía no sería tanta si estuvieras aquí. Quiero escribirte y decirte que vengas, que te des el último baño en nuestra playa cálida. El océano austral está helado, pero la Madre Tierra es generosa y nos permite bañarnos en lagunas verdes de aguas tibias que calientan los mismísimos volcanes. Quiero enseñarte este lugar que alguien dibujó tan largo en los mapas de los hombres. Glaciares, desiertos, dibujos prehistóricos trazados sobre los cerros…

Alguien me ha dicho que quieres a otro, que algún cretino ha robado lo que era mío aprovechando mi ausencia. Dudo mucho que sea cierto, pero si es así, tiene suerte de no tenerme delante.

Tal vez te escriba hoy o mañana. Y quizás me digas que no, como tantas otras veces.

Antes en agosto era verano, pero pronto llegará la primavera.

 

Con este relato participo en el concurso convocado por Zenda #AmoresDeVerano

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 21 comentarios

La bella durmiente

mujer dormida

Le gustaba mirar su belleza inmóvil mientras dormía: los párpados ocultando sus ojos grises, la piel pálida y estática, los labios cerrados dibujando un corazón alargado… La habitación era blanca, las sábanas blancas, la luz obscena tocaba su cuerpo blanco. Todos los días, le pedía a Dios que ella le siguiera amando cuando despertara.  Todos los días, le pedía a Dios que ella despertara. No faltaba nunca a esa cita diaria concertada de forma unilateral a pesar del enorme esfuerzo que le suponía desplazar hasta allí  su propio cuerpo roto. Nadie albergaba esperanzas, salvo su desesperada necesidad de pedir perdón.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 21 comentarios