El nombre

editorialEn la editorial todos estaban sobrecogidos después de leer aquella magnífica novela negra. Incluso el director —un tipo recio, de los que no se impresionan por nada y con tantos años de profesión que podía oler el éxito de una obra tan solo leyendo los primeros párrafos—era incapaz de quedarse solo en la oficina al caer la tarde, según era su costumbre. Los crímenes relatados con esa prosa terroríficamente bella le habían dejado aturdido, como un niño que escucha con avidez y temor su primera historia de fantasmas. El autor de la novela era un tal Jose María Sánchez, un nombre simple y desconocido en los círculos literarios.

Se habían citado con el escritor aquella mañana. Cuando ella pasó al interior del despacho, se produjo un pequeño desconcierto. Era una mujer joven, menuda, con piercing nasal y pelo corto. El director le informó con cortesía aséptica de que se había equivocado de despacho, de fecha o de hora, ya que en esos momentos estaban esperando a un autor llamado José María Sánchez.

—¡Ay, disculpen! —exclamó ella, adoptando un fingido y aparatoso gesto de sorpresa—. A veces confundo el orden de mi nombre compuesto, y en lugar de María José escribo José María. Pero supongo que se trata de una pequeña confusión sin importancia, ¿verdad?

Anuncios
Publicado en Relatos | Etiquetado , | 14 comentarios

En el blog de Paula de Grei: Concurso Marzo 2018

Esta galería contiene 4 fotos

Originalmente publicado en Paula De Grei:
¡Bienvenidos al 7º Concurso Internacional que se celebra en este blog! En esta oportunidad son tres las obras que están formando parte de la primera convocatoria del año y que ustedes podrán adquirir a…

Galería | Etiquetado , | 2 comentarios

El libro de los fenómenos naturales

playa y hamacas

Pensé que se trataba otra vez de uno de sus caprichos absurdos. ¿Por qué no
podía dejarme tranquila? ¿Por qué no podía jugar a hacer castillos en la arena
como todos los demás niños? De nuevo vino a perturbar mi descanso
empeñándose en que quería marcharse de la playa. En un principio no
le hice caso y seguí tumbada en la hamaca con los ojos cerrados. Pero ella,
ante mi absoluta pasividad, siguió insistiendo. Me dijo que tenía un dolor
terrible en el estómago, que necesitaba urgentemente ir al baño del hotel. Fue
entonces cuando me levanté recogiendo únicamente el bolso, con la idea de
regresar a mi pequeño paraíso en cuanto mi hija terminara de realizar sus
gestiones gastrointestinales.

Llegamos a la habitación del hotel justo a tiempo. Al principio no supe
identificar el ruido terrible que se escuchaba alrededor. Nos asomamos a la
amplia cristalera y vimos cómo la playa había sido arrasada por una ola
gigantesca. Hamacas, palmeras, cuerpos vivos e inertes flotaban a la deriva en
medio del infierno líquido. Abracé a mi hija y, al hacerlo, tuve la certeza de que
ella lo sabía. Entonces, como leyendo mi pensamiento, se acercó a su mesita
de noche. Cogió su ejemplar favorito de ese momento, “El libro de los
fenómenos naturales”. En él había leído que, si de repente el agua del mar se
mete hacia adentro, hay que marcharse inmediatamente para escapar del
tsunami.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 13 comentarios

La soledad

desordenLa primera vez que lo vio, se encontraba explorando su colección de reproductores de vídeo antiguos. Antonio y ella habían comprado uno poco tiempo después de que salieran al mercado los primeros VHS. ¡Cuánto les gustaba tumbarse en el sofá los sábados por la noche a ver películas alquiladas en el vídeo club del barrio! El animal se escondió cuando ella se acercó furibunda con una escoba en la mano; no podía consentir que ensuciara esos aparatos.  Minutos después, observó su curioso hocico asomarse por debajo de su colección de peluches. Su hija adoraba los animales de peluche cuando era pequeña. Tenía muchísimos, casi tantos como ella ahora. El mamífero desapareció nuevamente cuando ella le atacó con su arma improvisada, pero enseguida distinguió su larga cola y su pelo negro y basto merodeando por su muestrario de latas de cerveza. Un estruendo se sintió cuando ella saltó con la escoba tratando de atinar sobre el cuerpo escurridizo del maldito roedor. El suelo se vino abajo, y sobre ella cayeron sus reproductores de vídeo, sus animales de peluche, sus latas de cerveza, sus televisores, sus periódicos, sus bombonas vacías de butano…

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 25 comentarios

En el blog de Paula de Grei: Las vidas que pudimos vivir

Comparto esta reseña que ha publicado Paula de Grei sobre mi novela “Las vidas que pudimos vivir”. Mil gracias a esta bloguera a la que deberíamos dar el título de “mecenas oficial de la literatura indie”.

Paula De Grei

Las vidas que pudimos vivir - Mayte Blasco

DATOS

  • Título: Las vidas que pudimos vivir
  • Autora: Mayte Blasco
  • Editorial: Autopublicado
  • Páginas: 344
  • Género: Ficción Contemporánea
  • Formato: Electrónico en Amazon
  • Web: https://elblogdemae.com/

SINOPSIS

Cinco mujeres deben trabajar en la fundación creada a un reconocido pintor español del siglo XIX y deben hacerlo bajo unas condiciones francamente complejas, donde la hostilidad y la desconfianza se convierten en elementos intrínsecos del día a día. Cada una de ellas posee un cargo distinto, una mentalidad diferente y un pasado convulso, y estos tres conceptos tan aparentemente poco relacionados entre sí son los que, en realidad, generan la trama de la historia.
Susana es la becaria, una chica insegura que padece los estigmas de su aspecto físico. Violeta es la bibliotecaria, una joven reaccionaria proclive a sufrir decepciones por parte de sus seres más queridos. Diana es la museóloga, una madre que lucha por mantenerse junto…

Ver la entrada original 266 palabras más

Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado | 13 comentarios

Retorcida, de Paula de Grei

Paula de GreiRetorcida es una novela corta que cuenta un período de la vida de Paola (o Paula), una chica que vive con su novio y que decide abrir un blog para volcar sus reflexiones. Durante ese tiempo, sufre una crisis con su pareja, que es vocalista en un grupo de música que comienza a despuntar en su país, Uruguay. Las múltiples giras y ensayos de su novio la llevan a un período de soledad, durante el cual se siente atraída hacia un personaje desconocido que se presenta como seguidor en la sombra de su blog.

Se trata de una novela escrita con un lenguaje sencillo y muy coloquial, con abundantes modismos y expresiones típicas del país de procedencia de la autora, donde también se desarrolla la trama.

El argumento del libro me ha resultado entretenido y presenta algunos aspectos curiosos en la narración, como por ejemplo la inserción de una historia independiente dentro de la historia general. Me ha parecido muy original la inclusión de links a entradas reales del blog de Paula de Grei. Esto sí que no lo había visto nunca en un libro, y también me lleva a pensar en una mimetización de la protagonista con la autora. Si habitualmente mi curiosidad me hace plantearme cuánto hay de  biográfico en una novela, en el caso de este libro esta curiosidad se multiplica. Autora y protagonista se llaman igual, comparten el mismo blog, hablan de la misma manera….  Algunas de las cosas que cuenta suenan muy reales, como esa lista de cosas que toda futura novia de un músico debería saber (me reí bastante con esta lista).

Sentí bastante empatía hacia la protagonista, lo cual pone de manifiesto que, o bien Paula no es tan retorcida como dice, o bien yo también soy un poco retorcida.

Desde mi punto de vista, al libro le hace falta un poco más de trabajo en lo que se refiere a la corrección ortográfica. Siempre da un poco de apuro hacer este tipo de críticas, pero esto ya lo he hablado en privado con Paula y su respuesta me ha demostrado, una vez más, que es una mujer inteligente.

Seguiremos leyendo a Paula y a su alter ego literario.

Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado , | 8 comentarios

Ganadora del 2º premio en el concurso de Zenda Cuentos de Navidad

Hace un tiempo leí un artículo muy motivador en el blog de Grabiella Literaria. En él instaba a todo escritor –aunque también puede aplicarse a deportistas, artistas, músicos, etc.- a buscar 100 rechazos.  Su teoría consiste en que si buscas activamente el rechazo, tarde o temprano tendrás un éxito. Con esta premisa, me lancé a la búsqueda obstinada de mis propios rechazos, cosechando en cierto tiempo una pequeña colección particular.

No obstante, he tenido la suerte de conseguir mi primer éxito mucho antes de llegar al rechazo número 100. Ayer por la tarde supe que había resultado ganadora del segundo premio del Concurso de Zenda Cuentos de Navidad. Quizás recordéis el microrrelato con el que participé, El antihéroe. La satisfacción que siento es enorme, ya que en el concurso participaron más de 700 textos. El jurado, además, está formado por escritores que merecen mi admiración, a los que yo misma he leído alguna vez.

En definitiva, estoy feliz y quería compartir mi alegría con vosotros, porque sé que muchos me leéis con interés sincero. Muchas gracias por motivarme con vuestros comentarios en cada uno de mis pequeños relatos.

Publicado en Premios | Etiquetado , | 32 comentarios

Libros de Lídia Castro

Libros Lidia CastroLídia Castro fue muy generosa convocando un sorteo especial de Navidad en el cual yo, que nunca en mi vida había ganado un sorteo de ningún tipo, resulté ganadora. El premio fueron dos ejemplares en papel de sus últimos libros: Ángela: el despertar del amor y de la espiritualidad Sana animarum. 

Justo ayer, día previo a la llegada de los Reyes magos, los funcionarios de correos -o a lo mejor eran pajes, ahora no lo recuerdo bien- me entregaron un paquete delicioso con los libros y otros regalitos de nuestra amiga Lídia, que si la hubiese tenido delante la habría dado un abrazo enorme.

Publicado en Sorteos | Etiquetado | 14 comentarios

La cita

ParejaDespués de tantos meses de sonrisas y coqueteos velados en la oficina, por fin se atrevió a pedirle una cita a su compañera de trabajo. Cenaron en un restaurante italiano, ni vulgar ni especialmente romántico. Comieron poco y bebieron mucho. Tomaron un taxi casi inmediatamente después de la cena y se dirigieron al piso de ella poniendo como excusa la idea de beber una copa en casa tranquilamente. Él sabía de su existencia porque ella se lo había contado, pero en ese momento no se encontraba en el apartamento. Se deseaban desde hacía mucho tiempo y tardaron muy poco en buscar anhelantes los espacios reservados de sus cuerpos. De repente, la mirada de él se desvió por un momento hacia una esquina de la habitación y se topó con aquel objeto. Era un triciclo, una de esas pequeñas bicicletas para niños que todavía no son lo suficientemente grandes como para montar en una bici de verdad. Y entonces, alejando sus manos inesperadamente frías de aquel cuerpo cálido, susurró: “Lo siento mucho, pero no puedo. De verdad que lo siento”.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 28 comentarios

En el blog de Antoniadis: Ella, Hegel Y, Si Acaso, Yo (I)

Antonio Llamas, nuestro rey mago de la literatura, me ha traído este relato estupendo contando algunas cosas que pueden suceder en la biblioteca antigua de un monasterio. ¡Gracias, Antonio! Espero que os guste…

antoniadis 9

Wiwichu 2017

El post de hoy atiende a la petición de  Mayte Blasco, aunque cuando mañana publique la segunda parte de esta entrada, la dedicaré a otra amable lectora y bloguera. Espero que ellas me perdonen, pero la historia que inicio hoy ha tomado su ruta propia, y me permite complacer a ambas. Mañana os desvelo el misterio, prometido.

El Blog De Mae , es interesante y contradictorio. Contiene microrrelatos sorprendentes y cuidados, sazonados con la justa medida de humor, de indignación y de pasión. Y digo que es contradictorio porque concentra las mejores esencias en esos minúsculos frasquitos, en esas píldoras de oxígeno que nos proporciona a los lectores incurables. Tengo muchas ganas de saber cómo dosifica su talento literario en las páginas de su novela, para lo cual me apresuro a encargarla. 

Mayte me pidió: 

A mí me gustaría pedirte un relato que tenga lugar en una…

Ver la entrada original 1.521 palabras más

Publicado en Relatos | Etiquetado | 4 comentarios