Inés y la alegría, de Almudena Grandes

portada“Son los míos, y han venido a salvarme, como en los cuentos”

Hoy voy a hablar de un libro que me ha gustado, aunque quizás un poquito menos de lo que esperaba. Su autora, Almudena Grandes, es para mí una de las mejores escritoras españolas contemporáneas. Es una autora que consigue transmitir con gran acierto el pensamiento íntimo de las mujeres, siempre con un estilo personal cargado de lirismo. Este libro, en cambio, es en cierto modo diferente a otros que he leído de ella (Atlas de geografía humana, Malena es un nombre de tango).

Sin duda, para mí lo más destacable de la novela es el episodio histórico en el que está ambientada: la invasión del Valle de Arán en octubre de 1944, por un ejército de guerrilleros y militares comunistas exiliados, con el objetivo de liberar a España del franquismo. Ese conjunto de combatientes exiliados en Francia, conocido como Unión Nacional Española (UNE), tuvo un importante papel en la lucha contra la ocupación nazi en el sur de Francia, colaborando activamente con la Resistencia Francesa. Sin embargo, cuando llega el momento de liberar a España de otro dictador, las cosas no salen tan bien como en tierras francesas. ¿Por qué? Almudena Grandes nos cuenta, desde su punto de vista, qué fue lo que sucedió para explicar el fracaso de tan loable misión.

La novela está estructura en largos capítulos donde el narrador va cambiando:

  • Capítulos narrados por Inés, la protagonista femenina principal. Inés es una muchacha de familia acomodada que, en los años previos al estallido de la contienda, descubre poco a poco que su sitio no es ése. Cuando comienza la guerra se encuentra, por diversas circunstancias, sola en Madrid, y no duda en posicionarse del lado del bando republicano, al que siente que pertenece a pesar de sus orígenes familiares.
  • Capítulos narrados por el capitán Galán (o el Gaitero), un combatiente de la Guerra Civil Española que marcha a Francia huyendo del franquismo al terminar la contienda. Allí acaba preso en diversos campos de trabajo controlados por los nazis, hasta que acaba formando parte de la Unión Nacional Española.
  • Capítulos narrados en tercera persona que tienen un carácter ensayístico. Estos fragmentos me han llamado mucho la atención porque, si bien los capítulos narrados por Inés y Galán son completamente novelados, en este caso nos encontramos con textos de carácter histórico-político, intercalados en diversos puntos de la narración. En estos fragmentos Almudena habla sobre la familia Franco, sobre el partido comunista español, sobre la vida de Dolores Ibárruri…

La primera mitad del libro me ha encantado, sobre todo los fragmentos narrados por Inés, porque, al igual que en otros libros suyos, conseguí ponerme en la piel de la protagonista y vivir con ella sus desgracias y sus penas. Pero de la mitad en adelante, tengo que reconocer que perdí en cierto modo la conexión con los protagonistas. Todo lo que cuenta es muy interesante, pero es fácil perderse en la narración porque aparecen muchísimos personajes y hay infinidad de saltos temporales. De alguna forma, hay un tercer protagonista principal en este libro, además de Inés y Galán. Se trata de un protagonista colectivo: el conjunto de soldados que invaden el valle de Arán y cuyas vidas Almudena solo alcanza a perfilar brevemente. Pero su conjunto, dejando aparte la individualidad de cada personaje, es sin duda el tercer protagonista de la obra.

A pesar de esa pequeña nota crítica personal, el libro merece la pena tanto por lo bien que está escrito, como por lo que cuenta y por lo mucho que te hace reflexionar. ¿Por qué casi nadie en España tiene noticia de este episodio histórico tan relevante? Ella nos da su opinión al respecto.

En esos fragmentos ensayísticos, la autora también deja patente el enorme cinismo político que había en esa época (y que sigue habiendo). Deja entrever a través de argumentos bastante creíbles, que ni los aliados querían que triunfara la invasión, ni tampoco los propios líderes comunistas del momento (sobre todo Pasionaria) por una simple cuestión de lucha de egos. De esta forma, los únicos y verdaderos héroes, cuyos nombres han quedado sepultados por el paso del tiempo y del olvido, son los soldados que atravesaron las montañas para tratar de devolver a su país la libertad y la democracia a costa de sus vidas.

Anuncios
Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado | 11 comentarios

La ladrona

relojLa ladrona no tuvo demasiado cuidado en extraer el objeto de la vitrina. Varios visitantes la vieron hacerlo y avisaron al guardia de seguridad. Cuando la encontraron, estaba sentada en las escaleras del museo mirando fijamente el objeto sustraído: un reloj de oro de bolsillo con forma de corazón que al abrirlo mostraba la hora, detenida a las 5:15 desde hacía mucho tiempo. El vigilante le arrebató el objeto y ella se puso a llorar. “Puedo pagarlo. ¿Cuánto cuesta?”, preguntó, desconsolada. Pero el reloj no estaba a la venta. El museo necesitaba seguir exhibiendo aquel pequeño objeto que marcaba la hora en la que su abuela y otros cientos de personas murieron asfixiadas en una cámara de gas.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 22 comentarios

El principio y el fin

vasos“Hagámoslo ahora”, dijo ella. Él no lo tenía del todo claro. Por una parte lo deseaba más que nada en el mundo, pero tenía miedo al desconocimiento, al vacío, al qué pasará una vez traspasada la frontera. Ella, por el contrario, no tenía dudas. Llevaba meses esperando ese momento y había preparado dos vasos con la cantidad exacta recomendada. No le tembló el pulso cuando cogió el suyo y se lo llevó a la boca. Tragó el brebaje de un golpe y dejó el vaso vacío en el mismo lugar. “Es mi turno”, pensó él. Y aún lo meditó un par de minutos antes de imitar a su compañera, la mujer con la que había conocido el principio y el fin de la felicidad. Se tumbaron en la cama y esperaron. En la pared, la foto de una niña los observaba.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 29 comentarios

Curso del 88

Comparto con vosotros este relato de mi amiga Sara, que no es solo amiga en la blogosfera sino también en el mundo real. Os animo a que visitéis su blog, ya que es una excelente microrrelatista.

Cuentos contigo

19989236_10212066129020893_3681801016540998223_n

Aquí estás, como si no hubiera pasado el tiempo. Como cuando volvías de las vacaciones con ganas de ver si el nuevo curso era eso: nuevo. Y sientes exactamente lo mismito. Odias a todo el mundo y darías lo que fuera por desaparecer de esa puta fiesta a la que no sabes muy bien por qué has ido. Te has bebido cuatro o cinco pelotazos a ver si así pero ni por esas. Pensabas que estos veinticinco años habrían cambiado las cosas y ves que no. Begoña López sigue siendo “la pija”: quince kilos más y unas patas de gallo que intenta camuflar sin conseguirlo, pero la misma mema estirada. Nico el Chincheta pretende hacernos creer que ya no se siente el payaso de la clase restregándonos su éxito en los negocios. Y yo ¿a quién quiero engañar? A pesar de mis dos carreras y mi máster en el extranjero…

Ver la entrada original 106 palabras más

Publicado en Relatos | Etiquetado | 9 comentarios

El museo de ciencias naturales

dinosaurio

―Mira, hijo, eso de ahí son huesos de dinosaurios.

―¡Qué grandes! ¿Y eran malos?

―Bueno, algunos eran carnívoros, así que tenían que comerse a otros animales para sobrevivir.

―¿Y por qué desaparecieron, mamá?

―Hay varias teorías, pero se cree que murieron porque un meteorito cayó sobre La Tierra.

―¿Y esos animales de ahí qué son?

―Son una especie de mamíferos que también se extinguieron.

―Son mucho más pequeños que los dinosaurios.

―Sí, pero eran mucho más peligrosos.

―¿Y por qué desaparecieron? ¿También por un meteorito?

―No, los humanos destruyeron el ecosistema del planeta y acabaron con todos los recursos naturales.

―Pues no eran muy inteligentes, ¿verdad, mamá?

―No, la verdad que no.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 27 comentarios

La playa

mar―¡Pero, Ana! ¿Cómo tú por aquí? No sabía que venías a esta zona a pasar las vacaciones…

―Hola, Pedro. ¿Qué tal? Sí, yo tampoco sabía que veraneabas por aquí…

―Pues ya ves, tostándonos un poquito.

―Sí, sí, ya lo veo…

―Eh… Bueno, te dejo que mi mujer está esperándome para ir a tomar el aperitivo. Que lo pases muy bien.

―De acuerdo. Ya nos vemos a la vuelta de las vacaciones…

Cuando mi jefe se alejó caminando por la orilla, me prometí a mí misma que jamás volvería a tomar el sol en una playa nudista.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 44 comentarios

Felicidad virtual

MóvilSu última foto en Instagram estaba teniendo mucho éxito. Y es que ambos estaban espectaculares en aquella fotografía. Abrazados y sonrientes, él posaba con sus abdominales dibujados en el torso bronceado y ella con un bikini que resaltaba sus pechos redondos y su estrecha cintura. Mientras ella se duchaba, él paseaba por la casa como una fiera enjaulada, gritando todo tipo de exabruptos y rompiendo objetos al azar. Ella no sabía cuál era el problema esta vez, pero le dejaba hacer. Con suerte, la destrucción del mobiliario conseguiría calmarle. Sin embargo, no hubo suerte esta vez. Y mientras su móvil sonaba de nuevo para notificarle que su foto había alcanzado la formidable cifra de doscientas interacciones, él abría la puerta del baño de una furiosa patada.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 29 comentarios

El éxodo inverso

campoCon habilidad experta, sus manos ajadas manejaban el arado, la rastra y la sembradora. Me sentía torpe y débil a su lado, porque aquí, en la amplia llanura de la vieja Castilla, de nada me servían mi licenciatura en Derecho y mi máster en asesoría jurídica. Mis mejores años se perdieron en un camino que había conducido a la nada. Y ahora, en el mundo real del viejo Castromocho, mi abuelo y el campo me daban aquello que la ciudad y el mundo moderno me habían negado: un futuro y un trabajo.

Este microrrelato fue seleccionado entre los finalistas que optaban al premio del VI Certamen Internacional de Relatos Cortos “EN TORNO A SAN ISIDRO”. El objetivo del concurso era fundamentalmente dar a conocer el mundo rural, mostrar sus costumbres, y resaltar los valores humanos que se pueden encontrar en él, haciendo especial hincapié en la importancia de los mayores en el medio rural.

Publicado en Relatos | Etiquetado , , | 27 comentarios

Volver

aviónEl tiempo cayó sobre mi cuerpo como la lluvia fina pero constante que erosiona un terreno. Tantos años pasaron, que dejé de ser quien fui. Mi acento dulce, aquel en el que las ces eran siempre eses, se endureció con la misma aspereza que mis manos. Mi piel morena, la misma que de ti heredé, se hizo aún más oscura por las muchas horas que pasé colgado de esos andamios. Todos los meses de diciembre me pedías que volviera, pero yo no podía o no quería; me faltaba dinero y me sobraban excusas. Sin embargo, aquel año no pude decirte que no. Y crucé el Atlántico soñando con volver a verte. Todos me recibisteis cuando llegué al aeropuerto. Todos excepto tú. “¿Dónde está mamá?”, le pregunté a mis hermanos. Ellos no contestaron, pero una triste certeza me desgarró el alma.

Publicado en Relatos | Etiquetado , | 23 comentarios

Reseña: Las vidas que pudimos vivir

Comparto esta reseña de mi novela que la compañera bloguera Luna ha publicado en su blog Miscelánea de Luna Paniagua. Le agradezco mucho que lo haya leído y que haya publicado una entrada comentando sus impresiones.

Luna Paniagua

LAS VIDAS QUE PUDIMOS VIVIR – MAYTE BLASCO

las vidas que pudimos vivirTítulo: Las vidas que pudimos vivir

Autor: Mayte Blasco

Editorial: Autopublicado

Fecha publicación: 2015

Número páginas: 388

Edición: Ebook

Género: Ficción contemporánea

Ver la entrada original 602 palabras más

Publicado en Reseñas literarias | Etiquetado | Deja un comentario