Un amor imposible

La mujer sostenía su bebé muerto entre los brazos. Era ya la tercera vez que perdía un hijo antes de haber nacido. El hombre la abrazó, mirando con tristeza el pequeño cuerpo que su amada acunaba. Ella era esbelta y de rasgos delicados. Él era fuerte, de aspecto rudo pero corazón sensible. El chamán de la tribu había condenado su historia de amor como una relación maldita.

Varios milenios más tarde, cuando encontraron sus cuerpos abrazados, los científicos determinarían una incompatibilidad cromosómica que hacía imposible la procreación entre la bella homo sapiens y el tosco neandertal.

5 comentarios en “Un amor imposible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s