La mujer perfecta

El lunes comió con Marta, una morena bonita, culta y de conversación inteligente. Pero Marta era muy bajita y a él le gustaban las mujeres altas. El miércoles quedó con Mónica, una chica sensual de ojos verdes y pechos grandes. Pero Mónica tenía un inconveniente: no le gustaba ver películas en versión original y él, bajo ningún concepto, estaba dispuesto a ir al cine a ver versiones dobladas. El viernes cenó con Cristina. Esta vez casi creyó encontrar a la mujer de su vida. Cristina poseía todo lo que él buscaba en una mujer, salvo por un detalle: tenía un hijo de una relación anterior. Y él, por descontado, no estaba dispuesto a cargar con los niños de otros. El sábado no le quedaban citas pendientes, pero no importaba. Accedió a la aplicación del móvil y pensó que, en ese extenso catálogo, seguro que acabaría encontrando a la mujer perfecta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a La mujer perfecta

  1. @lidiacastro79 dijo:

    Pues encontrar la perfección, no la va encontrar porque no existe. Y menos con una aplicación! 😅
    En fin, es difícil dar con la persona adecuada cuando se es muy exigente, lo puedo entender, porque yo soy igual!! 😉 Un abrazo, Mayte! 😊

    • Mayte Blasco dijo:

      Efectivamente, la mujer perfecta no existe (ni el hombre perfecto). Pero hay gente que cree que puede encontrarlo, así que se pasan la vida buscando en vano y dejando pasar grandes oportunidades. Abrazos, Lidia!!

  2. carlos dijo:

    Pues lo tiene oscuro, el amor, cuando se siente, es capaz de disfrazar los pequeños defectos como grandes virtudes. O es otra cosa. Un beso.

  3. El amor no entra por los ojos, sino por el corazón y generalmente nos suele sorprender sin avisar. El prota de tu relato me da hasta pena. Allá él. Un abrazo.

  4. a veces uno tiene que probar y comprobar para poder decidir

  5. juanmaggiani dijo:

    He leído algunas de tus historias y son muy realistas. Me gusta tu estilo literario. Felicidades, seguiré leyendo.

    • Mayte Blasco dijo:

      Muchas gracias, Juan. Me gusta la literatura realista, tanto para leer como para escribir. Te agradezco que hayas pasado por mi blog y que hayas dedicado tu tiempo a leer algunas de mis entradas. Un saludo!!

  6. Elblogdeursulina dijo:

    Felicidades, es realmente bueno! Picaflores haberlos haylos. Abrazo

  7. Vi el enlace y no pude resistirme… Lo he recordado al final, porque lo leí hace ya bastante tiempo, ya te comenté al respecto. Muy bueno, la búsqueda de la perfección puede ser desquiciante, agotadora y hasta absurda, eso si existe tal cosa. Muy bueno. Y es verdad, el prota da hasta pena.

    • Mayte Blasco dijo:

      Desde que existen esas aplicaciones para ligar, hay mucha gente con este problema. Conozco a un tipo que incluso se hizo una tabla excel con los datos de las mujeres que conocía para no liarse. Muy complicado enamorarse así.

      • Jajajaja, tabla excel, que de por sí ya es complicada… demasiado perfeccionismo no lleva a nada, o sí, a la frustración. La belleza y la felicidad están en el interior de uno mismo, en tu mirada, en tu actitud.

  8. La pena es que no pueda coger la sierra y empezar a cortar cual doctor Frankenstein y confeccionar a la mujer perfecta a base de trozos. Olvídalo, es una bromita malévola de las mías. Pero seguro que a más de uno se le habrá pasado por la cabecita. En serio, quiero decir, no solo como mera ocurrencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s