Demasiado tarde

hombre escalerasAún podía sentir el aroma dulce de su cuerpo en la ropa, pero el sentimiento de culpa comenzaba a desgarrarle. Abrió la puerta del portal y se dirigió al ascensor. En el último instante, prefirió subir andando como una penitencia auto-impuesta. Cada escalón sumaba un gramo más de culpa a su ya cargada conciencia. Cuando llegó a la puerta de su vivienda, ya había decidido que no volvería a ocurrir. Quería a su mujer más que a nada en el mundo y no podía seguir con ese engaño. Al entrar en el dormitorio, divisó la figura de su esposa tumbada boca abajo sobre la cama. Estaba desnuda y un hombre a su lado la acariciaba.

36 comentarios en “Demasiado tarde

  1. Diría que donde las dan las toman, pero debo estar sensiblon estos días. El fracaso de una relación no se gesta en el lecho, ni siquiera en la fidelidad impuesta. Creo que es hijo del egoísmo. Un besazo.

  2. Al margen de los refranes aplicables al caso, la situación hace pensar en una carencia afectiva dentro de una relación mantenida falsamente, en otras palabras un engaño permanente. Siempre he pensado que es más digno para todos (aunque no menos doloroso) ser honesto no solo con tu pareja sino especialmente con uno mismo. En estos tiempos actuales, somos libres de volar cuando queramos y con quién queramos, pero el engaño y la mentira no nos hace libres, al contrario nos hace esclavos. Como lo era tu protagonista mientras subía las escaleras.
    Un abrazo Mayte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s