Olvido

“Perdóname, mi amor, perdóname. No entiendo qué me ha pasado. Tengo tantas cosas en la cabeza que no me he dado cuenta de lo que hacía. Perdóname, cariño, perdóname. Es terrible lo que ha pasado, pero no volverá a ocurrir. Nunca más volverá a pasar, te lo prometo. ¡Te quiero tanto, mi vida! Perdóname, cariño mío…”. El bebé lloraba desconsolado abrazado a su madre mientras recibía con ansia reparadora sus besos cálidos. No entendía por qué ella lo había dejado solo dentro del coche durante tanto tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Olvido

  1. lunapaniagua dijo:

    Oh, qué angustia. Buena llamada de atención, desatendemos lo más importante por llegar a cosas que no son imprescindibles. Debemos aprender a priorizar. Me ha gustado el mensaje, el texto no que me ha dado mucha pena (pero está muy bien escrito, ya me entiendes…). Un beso.

  2. Mensaje contundente ante una situación que a veces no es ficción por increíble que parezca. Transmites muy bien la angustia y congoja de la madre. Abrazos.

  3. Esos olvidos que muchas veces han terminado en tragedia. 😐
    Saluditos Mae!

  4. Un olvido de caracter catastrófico!
    Un abrazo, Mayte!

  5. Oscar Mares dijo:

    Todo un escenario en tan pocas palabras. Saludos 🙂

  6. imigueldiaz dijo:

    Uff los pelos de punta. Dices mucho en las palabras justas 🙂

  7. torpeyvago dijo:

    ¡Buf! Escalofriante… especialmente para aquellos que tenemos hijos.

  8. Baumann dijo:

    Buen relato, algo crudo, pero bueno. Felicidades una vez más.

  9. carlos dijo:

    Leñe que escena tan dramática describes Mayte, nos vas a despertar pesadillas. ¡Que anoche soñe que estaba trabajando de nuevo y aún no me he repuesto del susto! Creo que ese uno de los temores recurrentes de cualquier “padre o madre”, olvidarse del niño. Un besazo

  10. Mukali dijo:

    Yo siempre me lo digo… Dios me libre de una desgracia de este tipo que despistada soy un rato.
    Por cierto, al principio me despistaste… creía que la historia iría por otros derroteros.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s