La casa en el campo

casa quemadaTodavía notó caliente el pomo de la puerta cuando lo giró para entrar en la casa medio derruida. Los viejos muebles de madera estaban completamente reducidos a cenizas. No quedaba ni un solo objeto, ni un solo rincón, que no estuviera cubierto por una capa de polvo ennegrecido. Una jaula contenía los cadáveres calcinados de un par de canarios que antes inundaban de alegres cánticos la vieja casa de campo. En el suelo, un marco de plata se había salvado del infierno. Lo cogió y, al ver la foto, un fuerte dolor le desgarró el alma. Su abuela y él aparecían sonrientes en aquel retrato de tiempos pasados. Aquella vez, su juego pirómano se le había ido completamente de las manos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a La casa en el campo

  1. Tremendo ¡¡¡
    Muy bien contado hasta el final que , sin embargo, resulta inesperado.

  2. Elficarosa dijo:

    ¡Me encanta el giro que le has dado! Los dos han muerto y has descrito tan bien la escena que parece que la he estado viendo.
    Besos guapa.

    • Mayte Blasco dijo:

      Yo lo escribí con la idea de que la abuela moría, y el nieto iba a ver la casa después del destrozo provocado por él. Pero tu interpretación es igualmente válida y me encanta que cada uno saque sus propias conclusiones a leer mis pequeños relatos. Gracias, María!! Un besote

  3. La piromania y sus daños muchas veces irreversibles…
    Saluditos Mayte!

  4. lunapaniagua dijo:

    Ya dicen que jugar con fuego es muy peligroso… se puede ir de las manos muy fácilmente.
    Una descripción incríble, Mayte. Un beso.

  5. sadire dijo:

    Estupendo y tremendo, Mayte!!!
    Y más estos días en los que el fuego ha consumido tanto…

  6. Excelente micro, muy apropiado en estos tiempos de desastres por el fuego en Galicia y Portugal. Un abrazo Mayte.

  7. saricarmen dijo:

    ¡Qué buen relato, Mayte! Transmites muy bien esa atmósfera caliente y dolorosa, que el paso del inclemente fuego ha dejado. Luego, ese final insospechado…
    Terrible, lamentable e irreversible daño, y más aún, si son provocados. Lo sufrimos en Chile el verano pasado, y sentimos temor e incertidumbre por lo que pudiese ocurrir en el próximo.
    ¡Un gran abrazo, Mayte! 😊😊😊

    • Mayte Blasco dijo:

      Aquí en España hemos tenido por el norte muchísimos incendios estos días, se cree que provocados. La quema de los bosques la pagamos todos, pero en ese caso se vuelve totalmente en contra de quien irresponsablemente la provocó. Un fuerte abrazo, Sari!!

  8. torpeyvago dijo:

    En muy pocas palabras, muy hábilmente, nos metes en un juego terrible, con un final inesperado. Genial.

  9. carlos dijo:

    Se quema una casa y con la ceniza desaparece la memoria de todos los que en ellas lloraron, amaron, rieron y se reguardaron de las inclemencias, esos sentimientos constituyen el espíritu que fue impregnando las paredes y el paisaje. El incendiario también ha perdido los cimientos que sustentan su futuro. Es un relato que sacude el ánimo. Enhorabuena. Un beso.

  10. Un knock out este micro. Con tremenda claridad sin olvidar la sensibilidad.

    Encantada.

    Saludos.

  11. Maxii dijo:

    Me encanto este. Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s