Perseguido

caminandoLlevaba horas corriendo por la calle, escondiéndose en los portales, mirando con suspicacia a todos los transeúntes que se cruzaban en su camino. Sin buscarlo, había descubierto una serie de negocios turbios que implicaban a varios miembros del gobierno y ahora su vida corría peligro. Necesitaba esconderse, pero no sabía dónde. Oscureció y decidió volver a casa, aunque sabía que ese sería el primer lugar donde le buscarían sus perseguidores. Subió las escaleras corriendo y llegó al sexto piso sudado y exhausto. Su madre le abrió la puerta.  Con solo un vistazo, ella supo enseguida que algo raro sucedía.  Él entró y echó el cerrojo con celeridad. “No le abras la puerta a nadie. Me persiguen los servicios secretos”. Y ella, aterrorizada, acertó a susurrar: ¿Cuánto tiempo llevas sin tomar la medicación?”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a Perseguido

  1. Un texto breve pero muy dinámico. El final es un poco triste, pero son cosas que suceden en la vida. Un abrazo.

  2. lunapaniagua dijo:

    Coincido con Carlos, aunque queda la duda de… ¿y si dice la verdad?
    Has descrito muy bien esa angustia de sentirse perseguido.
    Un besote.

  3. Sorprendente el final, un saludo.

  4. Nos dejas con la duda, y para mi que tanto una cosa como la otra podrían encajar con la verdad.
    ¡Me encantó Mayte!

  5. Elficarosa dijo:

    Madre mía que final más impactante, pobre chaval, me sorprendes siempre Mayte.

    Besazos.

  6. canallathor dijo:

    Un caso típico de esquizofrenia paranoide, excelentemente relatado. Totalmente creíble, cielo
    Felicidades 🌼

  7. sadire dijo:

    Explicas muy bien la enfermedad con pocas palabras. He tratado con gente que la padecía y es una angustia constante la sensación de ser observado, perseguido e incluso amenazado.
    Besacos!!!

  8. La mente es un laberinto maravilloso y mucho más tétrico de lo que imaginamos.
    Gran final, Mayte.
    Un beso.

  9. @lidiacastro79 dijo:

    Jajajaja 😂 Que se tome las pastillas ya!! Que a este paso se monta una guerra para él solo.
    Muy bueno, Mayte! Un besazo 😊😘

  10. torpeyvago dijo:

    ¡Sssstupendo!, me has dejado con la angustia de caer al precipicio, pero sin caer. Y, como dices en algún comentario, terrible pero interesante el conocimiento de los trastornos de la mente. Es llamativo cómo conocer de su funcionamiento nos trae de cabeza.

    De todas maneras, los servicios secretos ya no persiguen a nadie que haya destapado un escándalo financiero del gobierno. Total, otro más…

  11. carlos dijo:

    Está muy bien narrada Mayte. la frontera de la realidad a veces aparece difusa ¿O será que algunas personas alcanzan a interpretar lo que permanece oculto a los demás? Un besazo.

    • Mayte Blasco dijo:

      Esa pregunta que te planteas es muy inquietante. Yo también lo he pensado alguna vez. Quizás los “locos” no lo sean tanto, ¿no? Un besote

      • carlos dijo:

        Ahora que no nos lee nadie, creo que la sociedad moderna resulta muy agresiva con los que se salen del cajón de la normalidad. Si existe la enfermedad mental, todos estamos afectados en mayor o menor medida y conviene disimularlo. Un besazo.

  12. Las madres como siempre son las que mejor nos conocen. 😉
    Saluditos de finde Mayte!

  13. Este tipo de relatos es rico, riquìsimo. Abren y cierran puertas en el pensamiento. Te felicito Mayte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s