El antihéroe

puertaLos gritos de la mujer se oían desde el rellano; le sorprendió que no hubiese ni un solo vecino asomado preguntándose qué podía estar pasando tras las paredes del tercero B. Entró sin hacer ruido y enseguida verificó lo que ya temía. Una mujer yacía en el suelo. Un hombre, tal vez su esposo, la increpaba y golpeaba. Por una minúscula rendija un niño observaba la escena, oculto tras la puerta de su cuarto. Temblaba, pero no lloraba. Tal vez el instinto de supervivencia congelaba en su garganta los sollozos que luchaban por brotar. Como muchas otras veces, pensó en la posibilidad de intervenir. Quería pegarle un puñetazo a aquel tipo, tomar a la mujer en brazos y llevárselos a ella y a su hijo lejos de allí. Pero las normas eran las normas y se limitó a hacer su trabajo. Bajo el decadente árbol de Navidad de plástico desgastado, depositó  unos pocos regalos envueltos en falsa alegría. Se marchó sin ser visto, deseando abandonar para siempre su cuerpo rechoncho, su ridículo traje rojo de absurdo antihéroe.


Con este relato gané el segundo premio en el concurso de Zenda  #cuentosdeNavidad

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a El antihéroe

  1. Buenísimo! Me atrapó desde el principio.
    Saludos!

  2. Brutal, Mae!! Me ha encantando, aunque muestra una realidad demasiado habitual y un estigma contra el que tenemos que luchar con fuerza!!
    Un abrazo 🙂

    • Mayte Blasco dijo:

      Ya ves, ni Papá Noel puede acabar con esa violencia injustificada… Un abrazo, amiga!!

    • Mayte Blasco dijo:

      Lidia, no puedo entrar a comentar tus entradas… Soy la única a la que le pasa o es debido al problema que tuviste?

      • ¡Hola, Mayte! Es el problema que todavía tengo, no me lo han podido solucionar, aún estoy a la espera porque ni ellos mismos saben qué ocurre. Dicen que hay un conflicto con el link anterior y el nuevo, cosa que no entiendo porque el link anterior lo eliminé… En fin, sigo esperando a ver si me lo pueden solucionar, sino me veré obligada a iniciar un nuevo blog 😦

      • Para comentar, no sé por qué razón, no puedes hacerlo desde el lector, sino que tienes que entrar en mi blog, con las molestias que ello conlleva. Lo siento, pero de momento es lo único que han podido arreglar

  3. Mamma mía, que micro más bueno. Vaya inesperado antihéroe. Enhorabuena.
    Un abrazo.

  4. sadire dijo:

    Me ha encantado!!!! Bravo, Mayte!

  5. lunapaniagua dijo:

    Uou… Qué bueno, Mayte. Me ha dejado de piedra, y me ha encantado. Mucha suerte, la mereces.
    Un besote

  6. carlos dijo:

    Tiene mucha fuerza y una actualidad apabullante, el maltrato no tiene días de asueto y la ingesta de alcohol no creo que ayude mucho a calmar energumenos. Un besazo.

  7. Pingback: 12 campanadas, 12 abrazos – Mis historias y otros devaneos

  8. Muy bueno y original Mae.
    Saluditos y feliz año nuevo! 😉

  9. torpeyvago dijo:

    ¡Mierda!, me has engañado.
    ¡Feliz año!

  10. Pingback: Selección del concurso de cuentos de Navidad en Zenda - Zenda

  11. Pingback: Ganador y finalista del concurso de cuentos de Navidad

  12. Enhorabuena por el premio. Buen relato. Yo también participe. Feliz 2018.

  13. Pingback: Ganadora del 2º premio en el concurso de Zenda Cuentos de Navidad | El blog de Mae

  14. Actor de su propia vida.
    Un micro con fuerza propia.
    Un besote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s