Furtivos

—Ayer lo vi por aquí. Estaba detrás de esos árboles. —Si es verdad lo que dices, nos vamos a forrar. Caminan los cazadores atravesando la espesura. El calor es denso a este lado de la selva, cercano al cauce del único río que aún fluye con abundancia. Un rugido próximo los alerta. Los hombres colocan …

Sigue leyendo Furtivos

Las chicas del club

"Cómetela", le dice una de las chicas rubias de melena larga. Ella observa el animal muerto con una mezcla de miedo y asco. "Pero... Es una rana muerta", musita ella mientras escucha el crepitar de las hogueras de San Juan que arden en la playa. "Si quieres ser de nuestro club, tienes que comértela", insiste …

Sigue leyendo Las chicas del club

En el Blog de Lídia Castro: Y el Optimvs mensi es para…

Muy contenta de haber sido elegida para el premio de enero del Reto de escritura del Blog de Lídia Castro.

El Blog de Lídia

banner reto

El día 28 publiqué todas las creaciones presentadas al reto de Escribir Jugando del mes de enero.

Como cada mes, me ha resultado muy difícil escoger, pero ¡lo he hecho!

Mención especial

Quiero hacer una mención especial para un microrrelato que me atrapó por sus trepidantes palabras y me arrastró por un campo de batalla que se desvaneció al final por una llamada de teléfono. Me refiero a “Partida mortal” por David Coloma García. ¡Muy buen micro, compañero! 👏👏👏


Antes de continuar, quiero agradecer el esfuerzo y la ilusión que ponéis en el reto todos y cada uno de vosotros/as. Es admirable y me emociona ver que esto sirve de inspiración. Así que, ¡millones de gracias por tanto!

Ha llegado el momento de desvelar el Optimvs mensi del mes de diciembre y es para…

Drumroll

…por crear un microrrelato que me conmovió en desmesura. La historia me llegó más allá de la…

Ver la entrada original 173 palabras más

El sauce

Todos los días, la niña cruzaba el puente colgante para comprar fruta y leche en la tienda del otro lado de río. El tendero pesaba las manzanas en su balanza oxidada sin dejar de mirar las piernas morenas y flacas de la muchacha. Después, la niña deshacía el camino andado para volver a su casa, …

Sigue leyendo El sauce

Madres trabajadoras que queremos ser lectoras y escritoras

Desde que nació mi hijo, que ahora tiene dos años, mi tiempo libre se limita a una hora escasa al final del día, cuando mi marido y yo lo acomodamos bajo las sábanas mientras su preciosa cara y su respiración pausada proyectan la imagen antagónica de lo que horas antes ha consistido nuestro ajetreado día. Así …

Sigue leyendo Madres trabajadoras que queremos ser lectoras y escritoras