Fractura

pavimentoElla caminaba con dificultad apoyándose en la muleta. Las calles del barrio estaban plagadas de socavones y debía tener mucho cuidado para no tropezar. Un chico joven se ofreció a ayudarla, pero ella lo rechazó con cierta desgana. “Te lo agradezco mucho, pero ya me apaño sola”. Aún tuvo que superar con gran esfuerzo los elevados escalones que separaban la calle de su vivienda. Una vez en la soledad de su hogar, suspiró aliviada y lanzó al suelo la engorrosa muleta. En ese momento, sonó el teléfono y sus ágiles piernas se movieron instintivamente hacia el lugar donde reposaba el dispositivo. “Espero que no sean otra vez los imbéciles del seguro”.

26 comentarios en “Fractura

  1. ¡Muy bueno tu micro, Mayte! Siempre tienen algo especial.
    Esta vez el personaje vive de la compasión de los demás y es esclava de su mentira. ¡Fuerte, Mayte! Una vida nada de envidiable…
    ¡Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s