Miedo

calle oscura
Eran las diez de la noche y hacía rato que había oscurecido. Ella caminaba con rapidez por aquella calle solitaria lamentando no haber escogido otro camino más concurrido. Una figura emergió bajo la luz de una farola y comenzó a caminar hacia ella desde el otro lado de la calle. Era una silueta masculina ataviada con gabardina larga y botas de estilo militar. Pese al frío escarchado, ella comenzó a sudar. Pensó en la posibilidad de cruzar a la otra acera, o tal vez volver sobre sus pasos y echar a correr. Sin embargo, sus pies siguieron caminando de frente y dos segundos más tarde se cruzaba con aquel hombre. Suspiró aliviada al comprobar que nada malo le había pasado. Pero, un instante después, sintió una voz a su espalda y los pasos apurados de aquel personaje caminando hacia ella. Desoyó las llamadas del desconocido y siguió caminando, hasta que una mano le rozó el hombro y ella lanzó un grito de verdadero pánico. “Perdona que te haya asustado. Solo quería darte tu cartera, que se te había caído”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

36 respuestas a Miedo

  1. saricarmen dijo:

    ¡Uyyy! Qué bien transmites el suspenso y el temor de la protagonista, Mayte! ¡Sentí su miedo!😨 ¡Excelente!
    Abrazos!! 😄 😄 😄

  2. sadire dijo:

    La calle oscura sugestiona a cualquiera😘

  3. Bicho dijo:

    ¡Interesante! Saludos 🙂

  4. Q.Ki. dijo:

    Excelente relato!
    Por suerte no sacó gas pimienta!! jajajaja
    Un abrazo!

  5. lunapaniagua dijo:

    Podía haberle gritado que se le había caído la cartera, le habría ahorrado el susto 😉 Muy bien ambientado. Un abrazo.

  6. manusc12 dijo:

    Perfecta ambientación Mayte. Así se acobarda cualquiera.
    Un saludo.

  7. Las buenas intenciones como devolver la cartera también dependen del escenario y este era como para asustarse. Un abrazo.

  8. Andrea dijo:

    Esas sensaciones las tenemos todavía demasiadas personas en según qué circunstancias…
    Genial relato Mayte 😊

  9. Baumann dijo:

    Buen final aunque este relato me ha recordado al de las chicas en la gasolinera y el tipo que le advierte que le está echando diesel a un coche de gasolina. Hasta otra!

  10. Elficarosa dijo:

    ¡Lo que hace la imaginación y la noche! Me ha gustado mucho, has retratado muy bien como te puedes llegar a sentir en determinadas circunstancias.
    Besos guapa.

  11. Daxiel dijo:

    Mayte, el miedo no es sonso, lo arrastramos por genes, lo quemamos en forma de adrenalina y lo susurramos al sentir tibia, pero con vida. Lindo relato.

  12. carlos dijo:

    Es un retrato de lo que siente una mujer cuando atraviesa una zona oscura y solitaria de la ciudad. ¡Vaya susto que le ha dado! Un besazo.

  13. Me encantó el ambiente que relatas, a mi me pasa. No me gustan las calles solas.

  14. imigueldiaz dijo:

    Genial el relato y muy buena la foto elegida para ilustrarlo 😀

  15. torpeyvago dijo:

    Vamos, rica mía, que has hecho que lo lea con el ombligo encogido.
    Eso sí, yo hubiese salido gritando si me tocan el hombro en esas circunstancias. Que tener barba no significa no poder ser una histérica ;P

  16. belakarloff dijo:

    Interesante relato. Juegas con la técnica del suspense para, después, dar un giro final irónico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s