El nombre

editorialEn la editorial todos estaban sobrecogidos después de leer aquella magnífica novela negra. Incluso el director —un tipo recio, de los que no se impresionan por nada y con tantos años de profesión que podía oler el éxito de una obra tan solo leyendo los primeros párrafos—era incapaz de quedarse solo en la oficina al caer la tarde, según era su costumbre. Los crímenes relatados con esa prosa terroríficamente bella le habían dejado aturdido, como un niño que escucha con avidez y temor su primera historia de fantasmas. El autor de la novela era un tal Jose María Sánchez, un nombre simple y desconocido en los círculos literarios.

Se habían citado con el escritor aquella mañana. Cuando ella pasó al interior del despacho, se produjo un pequeño desconcierto. Era una mujer joven, menuda, con piercing nasal y pelo corto. El director le informó con cortesía aséptica de que se había equivocado de despacho, de fecha o de hora, ya que en esos momentos estaban esperando a un autor llamado José María Sánchez.

—¡Ay, disculpen! —exclamó ella, adoptando un fingido y aparatoso gesto de sorpresa—. A veces confundo el orden de mi nombre compuesto, y en lugar de María José escribo José María. Pero supongo que se trata de una pequeña confusión sin importancia, ¿verdad?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El nombre

  1. Je, je: ¿le habría parecido la prosa menos terriblemente bella de saber que era una María José? Un abrazo, mae.

  2. lunapaniagua dijo:

    Uy, sí, ¿por qué iba a afectar eso? Ejem. Muy bueno, Mayte.
    Besotes.

  3. Quiero creer que esa “confusión” no debería haber afectado a la decisión del director.
    ¿O es mucho suponer? “País”… que diría Forges.
    Un abrazo.

  4. Genial! Cuántas mujeres escritoras habrá que hayan mentido en sus nombres para poder llegar a los editores?! En fin…
    Me ha encantado. Un abrazo, Mayte! 🙂

  5. sadire dijo:

    Ja, ja, ja, genial!!!! Qué despiste tan tonto nooooo????

  6. “los hombres miran a las literatas peor que mirarían al diablo” Rosalía de Castro

  7. Mukali dijo:

    jajajajaja…muy bueno, Mayte. Una critica sutil estupendamente hilada.

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s