Acampada

tiendaUno de los principales inconvenientes de dormir en un camping es que, cuando en mitad de la noche te sobreviene la necesidad de vaciar la vejiga, tienes que salir de la tienda de campaña y andar varios metros hasta el baño más cercano. Más allá del riesgo de desvelarme o de tropezarme con algún obstáculo en medio de la oscuridad, nunca había tenido mayor problema en visitar los aseos del camping en mitad del sueño.

Aquella noche, mientras dormía plácidamente abrazado al cuerpo cálido de mi esposa, tuve una vez más que abandonar el espacio de la tienda para dirigirme a los baños. Quizás uno acaba adquiriendo práctica, ya que recuerdo realizar el camino de ida y vuelta sumido en una completa somnolencia, como si en realidad no hubiera despertado del todo. Cuando volví a la tienda, me acomodé en la colchoneta y abracé el cuerpo de Rosita por detrás.

No llevaba tumbado ni medio minuto cuando noté que Rosita se despertaba. Inmediatamente, se puso a gritar y a pegarme puñetazos y patadas como si estuviese inmersa en algún tipo de terror nocturno. Alarmados por los alaridos, no tardaron en acercarse a la tienda otros campistas. A la luz de las linternas que comenzaron a iluminar el interior, pude darme cuenta de que la mujer que estaba frente a mí no era Rosita. Fue difícil explicar a toda esa gente que me había equivocado de tienda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a Acampada

  1. Elficarosa dijo:

    Jajajajaja, qué bueno y qué vergüenza.
    Besos primor.

  2. sadire dijo:

    JajaAajjj yo ya esperaba en vez de Rosita a un Carmelo o un Juan!!😂

  3. carlos dijo:

    Jajaja, conviene despertarse del todo para atinar y además llevar linterna. Estupenda puesta en escena Mayte. Un beso

  4. lunapaniagua dijo:

    Muy bueno, ja, ja. me pregunto si seguirá casado… La próxima vez un cubo en la puerta y a la mañana se vacía 😉 Un beso.

  5. Mukali dijo:

    jajaja 😂 que buena historia Mayte. Esas cosas pueden pasar y a ver cómo apechugas con la gente… jajaja. Magnífico final.

    Abrazos

  6. Que bueno ¡¡¡ ese grado de amodorramiento puede plantear este tipo de situaciones. Me imagino la escena jajaja, que palo. Y en esos casos ¿qué explicaciones das? lo mejor decir la verdad, pero ¿se la creerán? Un abrazo Mayte y gracias por sacarnos una sonrisa.

  7. canallathor dijo:

    Jajaja soy tan despistado que me he sentido identificado con el protagonista de tu historia…
    Me encanta!!!
    Un besazo🌼

  8. Jaja! hasta yo he sentido vergüenza.
    Saluditos Mayte!

  9. 😂😂😂😂 Imagino la situación!!! Y es que se tiene que tener cuidao y poner un distintivo fosforito en la tienda o algo!!! 😅 Muy bueno, Mayte! Un abrazo 😊

  10. SrShan dijo:

    Ojalá nunca me hubiera pasado…¡has descrito perfectamente lo que se siente ante tal error! Me siento 100% identificado…
    ¡Buen post!

  11. ¡¡Qué bueno!! Yo también soy campista y me meo siempre a mitad de noche. Espero que no me pase eso nunca porque además de todo el follón mi mujer mi liaría el pollo del siglo. Hasta otra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s