Compraventa

mujer cama“He cambiado de idea. Ya no quiero el dinero”, dice la mujer desde la cama. El hombre la mira, impasible, y deposita sobre la mesilla de noche un maletín negro de cierres metálicos. “Lo mejor que puedes hacer es coger el dinero y cerrar la boca”, contesta él. La mujer llora en silencio. La cicatriz de su vientre está aún demasiado fresca. Si pudiera, se levantaría ahora mismo y saldría a buscarlo sin importar las consecuencias. De sus pechos grandes y doloridos emana un líquido transparente. Siente un vacío inmenso; el vacío de la vida cuando se marcha. El hombre da media vuelta y se dirige a la salida. Al abrir la puerta, el llanto desconsolado de un bebé se escucha en la distancia.

Anuncios

23 comentarios en “Compraventa

      1. ¡Me alegra que estés bien! “Poco, pero macollado”, como un dicho que solemos usar. Lídia definió muy bien el micro: ¡brutal!
        ¡Un abrazo lleno de afecto!
        😘😘😘😘😘

  1. Desde luego, muy duro, contundente y desgarrador. El principio del relato tiene “aromas” de la clásica prostitución. Digo yo que esto es otra clase de prostitución, de venderse, quizá incluso más cruel. Muy bueno. Un abrazo, Mayte.
    Ay, qué mundo éste, con tantísimas historias desgarradoras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s